Las puertas herméticas MI-LAB de MÁSTER INGENIEROS están diseñadas para garantizar la máxima seguridad, higiene y hermeticidad. Además, proporciona un funcionamiento suave, silencioso y muy robusto.

Son ideales para un uso sanitario ya que son indispensables para mantener bajos los niveles de contaminación en quirófanos, salas de radiología, salas blancas, etc. Gracias a su estanqueidad, también son perfectas para espacios que necesiten un especial aislamiento en industrias como la farmacéutica, alimentaria o química.

Al igual que todos los productos que fabricamos, nuestra gama de puertas médicas ha sido rigurosamente certificada por reconocidas empresas de normalización. Entre estas empresas encontramos algunas como TÜV®️ y SGS®️ y garantizan el mayor nivel de hermeticidad posible disponible en el mercado (CLASE 4). Hay tanto correderas como batientes y con multitud de acabados y especificaciones opcionales para adaptarse a los proyectos más exigentes.

Nuestras puertas herméticas consiguen su gran hermeticidad gracias a los perfiles de goma deformable que se ajustan contra el marco de la puerta. También cuentan con una superficie ultra lisa que elimina posibles áreas donde pudieran crecer las bacterias facilitando y conservando su limpieza. Opcionalmente, se puede incluir una mirilla de 40 x 40 (plomada o normal) que dé una visión interior sin abrir la puerta.

Puertas herméticas de máxima seguridad

Disponemos de diferentes opciones dependiendo de la necesidad:

PUERTAS HERMÉTICAS PARA QUIRÓFANOS Y SALAS BLANCAS:

Perfectas para entornos donde la higiene y la seguridad contra la contaminación atmosférica son factores clave. En este tipo de puerta la hoja de encaja totalmente contra el marco y el suelo.

PUERTAS PARA SALAS DE RADIOLOGÍA:

Poseen las mismas características de hermeticidad que las anteriores. También ofrecen altos niveles de protección contra los rayos X, ya que cuentan con láminas de plomo en su interior que pueden ser de diferentes espesores, según requerimiento. 

PUERTAS SEMI-HERMÉTICAS CORREDERAS:  

Diseñadas y fabricadas para entornos donde la higiene y la seguridad contra la contaminación atmosférica son importantes, pero no necesitan una hermeticidad completa. En estas puertas, la hoja no se encaja totalmente contra el marco y el suelo.